La crisis de las señales

Hemos tenido un gobierno con señales de a gotas. Se demoraron 23 días para hablar de una nueva constitución para el país, aunque todavía en forma tímida y sin precisar el mecanismo. ¡Cuánto tiempo ha pasado, cuánto tiempo perdido! Quizás cuánto enojo, indignación y violencia hubiéramos evitado sin la nefasta señal de “estamos en guerra”.Sigue leyendo “La crisis de las señales”